Los clientes están cada vez menos interesados en los anuncios convencionales que interrumpen sus momentos de entretenimiento, por ello, las empresas están evolucionando en su forma de promocionarse, dejando atrás los aburridos anuncios que tantos dolores de cabeza le causan a sus clientes, para adaptarse a una forma revolucionaria de darse a conocer: el StoryScaping.

El StoryScaping consiste en narrar anuncios desde el punto de vista del cliente o, si así se desea, del producto mismo. El concepto surgió en el año 2014 con el libro titulado “Storyscaping: Stop Creating Ads, Start Creating Worlds”. Las historias no se limitan a un inicio, un desarrollo y un final, sino que se desarrolla todo un metaverso en donde la compañía funge como mentora o heroína.

Si bien el StoryScaping se comenzó a implementar en la última década, el concepto mismo inició en la década de los 80’s con un comercial de las muñecas “Cabbage Pail Kids”, en el cual se mostraba que estas no eran muñecas cualesquiera, sino que tenían gustos y pasatiempos diferentes. Las cajas de estos juguetes incluían un certificado de adopción y una lista de dichos gustos, dándole a quien reciba el producto una experiencia más sentimental. Esto significó una explosión de ventas para los fabricantes de estas muñecas.

Por otro lado, el StoryScaping se popularizó en los Estados Unidos con la llegada del nuevo milenio, pues se comenzaron a implementar las tiendas “build a bear”, en donde los niños pueden crear sus propios osos de peluche personalizados como si se crease un amigo más cercano, las tiendas incluso dejan que los niños le pongan el “corazón” a sus osos de peluche, dándoles una experiencia inolvidable y un vínculo sentimental muy fuerte con sus juguetes.

¿Cómo se emplea el StoryScaping?

El StoryScaping tiene muchas formas de implementarse, desde comerciales hasta experiencias personalizadas con los clientes. Sin embargo, en vista de las nuevas tecnologías, el StoryScaping se puede implementar también haciendo uso de las TIC.

La primera forma de usar las tecnologías para emplear el StoryScaping es con un Salesforce CRM¸ la cual ofrece una serie de herramientas y aplicaciones que integran todas las áreas y departamentos de una empresa entre sí para una gestión eficiente de los recursos empresariales.

El uso de estas herramientas para el StoryScaping se basa en que se pueden aprovechar los datos de ventas de determinados productos para darle una experiencia personalizada a los clientes a fin de incrementar los ingresos y reducir la cantidad de productos no vendidos.

La segunda forma de aprovechar las TIC para emplear el StoryScaping es por medio de un ERP software, el cual permite integrar las experiencias de los clientes a la empresa, creando un vínculo más cercano entre la compañía y sus clientes.

En el caso del StoryScaping, las técnicas que ofrecen estas dos tecnologías pueden emplearse para crear aplicaciones para que las personas puedan personalizar el producto que quieren adquirir. Por ejemplo, si van a conseguir un pastel, la aplicación CRM puede ayudar a que se personalicen los ingredientes y las decoraciones que va a tener el producto final.